Archivos Mensuales: abril 2011

Mejor que se lo den a los pobres

Por Jorge González Guadalix

Es que ya no somos ni originales. Un templo nuevo, la Jornada Mundial de la Juventud, un viaje del papa, y ya se sabe lo primero que vamos a escuchar: en vez de gastarlo en estas cosas que se lo den a los pobres.
En el evangelio Jesús es agasajado en muchas ocasiones. Estoy seguro de que en casa de Lázaro, Marta y María, comería bien, no en vano eran una familia muy acomodada. Tampoco creo que pasara hambre cenando con Zaqueo, el mismo que ofreció cien libras de mirra y áloe para ungir el cadáver de Jesús. María, es el evangelio de hoy, quiere ofrecer su cariño al maestro: una libra de perfume de nardo auténtico que alcanzaba el valor de trescientos denarios (el denario se consideraba que correspondía al jornal de un hombre).
Curioso que Jesús no se escandalizara. Muy bien podía haber dicho que si estaban todos locos y que mejor lo vendieran y se lo dieran a los pobres. A todos les pareció un gesto impresionante de entrega y amor que derramaran ese tesoro para enjugar los pies del señor. Tampoco se lee en el evangelio que alguien pusiera pegas el empleo de cien libras de mirra y áloe para amortajar su cuerpo. Sí. Cien libras. 30.000 denarios. Una enorme fortuna.
Sólo una persona se escandaliza: Judas. Curioso. La única persona que en el evangelio se muestra escandalizada de que se gante en perfumes para el Señor lo que podría darse a los pobres, es precisamente Judas. Interesante. Ni Pedro, ni Andrés, Santiago o Tomas, Juan, Bartolomé o Mateo. Ni Lázaro ni sus hermanas. Ni el mismísimo Señor, que podía haber aprovechado el momento para decir que todo para los pobres. No. Se deja amar, se deja querer, deja que sobre él se derrame el nardo porque sabe que en esa entrega hay mucho amor.
Somos mezquinos. Nos escandaliza que alguien, por puro amor a Cristo, quiera donar algo al Señor o a su Iglesia. Nos rasgamos las vestiduras porque en Madrid, en agosto, queramos recibir a Benedicto XVI, que viene en nombre del Señor, lo mejor que podamos. Nos parece inaceptable que se gaste en el culto al Señor o a María lo que podría darse a los pobres. Estamos repitiendo exactamente los mismos sentimientos de Judas.
Judas se escandalizaba. Pero según dice el evangelio NO PORQUE LE IMPORTARAN LOS POBRES, sino porque era un ladrón y llevaba la bolsa de las limosnas. Y hoy, cuando nos escandalizamos como Judas, ¿no podría suceder algo parecido? El escándalo tal vez no sea porque importen los pobres, sino porque es una oportunidad de sacudir un golpe a la Iglesia.
Lo que se ha gastado en hacer esa iglesia, en preparar la JMJ, en comprar flores para la Virgen ¿no hubiera sido mejor dárselo a los pobres? Cuidado… estás razonando como Judas. Recuerda cómo acabó.

Anuncios

Bienvenidos a “Bloggers católicos en la Red”

¡Bienvenidos a bloggerscatolicos.wordpress.com!

Este espacio quiere ser un punto más de encuentro con la red mundial de bloggers católicos. Cuenta con una serie de colaboradores más o menos habituales y está abierto a todo cristiano católico que desee publicar algún artículo.

Queridos lectores y colaboradores, muchas gracias por vuestra atención e interés. Que Dios os bendiga.