Archivos Mensuales: diciembre 2011

La familia. Padre nuestro

Leía el otro día que sobre Velazquez queda mucho por descubrir, aprender y gozar. Pero la referencia que quiero es facilísima de comprender. Todos conocemos el famosísimo  cuadro de las Meninas. Con este nombre se le conoce desde el siglo XIX. Pero según se describe en el inventario de 1734 se le llamaba La  familia de Felipe IV.

Es curioso, Velazquez querría hacer un “retrato” de Felipe IV, en el que se le viera desde su familia, su entorno, su vivir cotidiano. Un momento captado de la vida familiar. El rey y su esposa Mariana de Austria están reflejados en el espejo colocado al fondo, como si hubieran entrado a ver la sesión. Algunos  se han centrado en una figura central, la infanta Margarita de Austria, colocada en primer plano y rodeada de sus sirvientes, las meninas, las damas de familia noble que desde muy jóvenes entraban a servir a la reina o las infantas niñas.  Recordamos también el gran lienzo detrás del que el propio Velázquez se autorretrata trabajando en él. Maribárbola, la enana microcéfala de origen alemán, Nicolasillo Pertusato bastante traviese que le está dando una patada a un mastín tumbado en el suelo. Incluso hay un personaje que aparece al fondo abriendo una puerta. Realmente es un retrato de familia. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

¡Qué alivio!

Una lectura de los últimos días del año litúrgico es  una de las visiones proféticas de Daniel: las cuatro bestias y el hijo del hombre. Se lee ya a las puertas del Adviento,  el tiempo de la auténtica esperanza fiable, el tiempo de preparación para la celebración de la venida de Jesucristo al mundo

Cuando la leí, por circunstancias muy concretas,  iba experimentando angustia por la descripción de las bestias, y la traducción que inconscientemente iba haciendo a la vida,  y a mi vida.  Pero cuando llegué a la visión del anciano, de vestido blanco como nieve, al que miles y miles le servían, millones estaban a sus órdenes, experimenté literalmente alivio. De tal manera que me dije a misma: ¡qué alivio¡ (eso pasa muchas veces con narraciones,  libros y  películas)  Mi estado de ánimo fue cada vez mejor porque el final es magnífico: al acabar la visión seguí mirando y ví venir a una especie de hijo de hombre entre las nubes del cielo. Avanzó hacia  el anciano y llegó hasta su presencia. A él se le dio poder, honor y reino.  Y todos los pueblos, naciones y lenguas lo sirvieron. Su poder es un poder eterno, no cesará. Su reino no acabará. Y a continuación como salmo responsorial también del libro de Daniel, un fragmento del cántico de los tres jóvenes: todas las criaturas ensalzan al Señor.  Se reza con alegría: bendecid todo al Señor. Lee el resto de esta entrada

Tierra no conocida

Tierra no conocida, esa es nuestra interioridad. Qué experiencia tan rica, tan concreta, tan honda, tan necesaria, nos transmite Benedicto XVI a partir del salmo 25, de un versículo que nos hace sentir todo el salmo y nuestra propia vida: Hacia ti Señor levanto mi alma, Dios mío, en ti confío.

Necesito repetirlo como nos pasa cantidad de veces: Hacia ti Señor levanto mi alma. Dios mío, en tí confío. Desde este versículo se siente todo el salmo: Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas. Es la inconmensurable espera del pueblo de Israel la que late en el salmo. Salva, oh Dios, a Israel de todos sus peligros. Una y otra vez, a ti, Señor levanto mi alma; Dios mío en ti confío. La inconmensurable espera del pueblo de Israel que expresa la inconmensurable espera de cada hombre. Lee el resto de esta entrada

Paz y educación

Por P. Fernando Pascual, L.C.

Construir la paz es una tarea que toca a cada generación humana. Lo que se sembró ayer es lo que cosechamos hoy. Lo que hagamos hoy, si nos convertimos en auténticos educadores para la paz, servirá para que mañana guarden silencio los cañones guarden silencio y para que sea posible un mundo más justo, desde la verdad y el amor.

En cierto sentido, esas son algunas de las claves del Mensaje para la XLV Jornada Mundial de la Paz (1 de enero de 2012), firmado por Benedicto XVI el 8 de diciembre de 2011 y hecho público el 16 de diciembre.

¿A quiénes se dirige el Papa? En primer lugar, a los jóvenes, “convencido de que ellos, con su entusiasmo y su impulso hacia los ideales, pueden ofrecer al mundo una nueva esperanza” (Mensaje, n. 1). Luego, a los padres y educadores, a los responsables de diversos ámbitos religiosos y sociales, a los comunicadores. Lee el resto de esta entrada

El único lugar donde hay sitio para todo el mundo

Pues sí, eso es el cielo: el único lugar donde hay sitio para todo el mundo.

Pero pensemos lo que lleva consigo, lo que implica, esta profundísima afirmación y sus consecuencias: el cielo es el único lugar donde hay sitio para todo el mundo. Para todo el mundo, y todos estarán en su plenitud de amor, paz, bondad, verdad, alegría. O sea que yendo hasta el final, de todo lo que puede razonarse,  debe ser que es para lo que estamos hechos, para lo que estamos en este mundo, y por tanto hay que ver por dónde se va. O sea que desde que nacemos empezamos el camino “hacia este único lugar en el que hay sitio para todos”. Y en el que evidentemente se entra de una determinada manera, y con “un vestido de fiesta”, como nos explica Jesús de Nazaret en una de sus parábolas. Lee el resto de esta entrada

La victoria más espectacular

La grandeza, la maravilla, la victoria más espectacular de Dios es la Encarnación y el Nacimiento de Jesús de Nazaret.  Ante el mundo entero, ante todas las épocas, ante toda la ciencia, ante toda la belleza, ante todas las luchas y conquistas en favor de la humanidad, ante todos los programas políticos, sociales, culturales, ante todas las revoluciones y progresos,  ante todo absolutamente todo lo que ocurre y pueda ocurrir: la grandeza, la maravilla, la victoria más espectacular es el humilde y sencillo hecho, con todas sus consecuencias, que los cristianos celebramos en la Navidad: el nacimiento de un niño. Lee el resto de esta entrada

La Historia Sagrada

Sí, la historia, y sagrada. Esa parte de la ciencia histórica cuyo objeto es la intervención directa de Dios en la creación y en la vida humana y cuya fuente documental es la Biblia. Al menos comprender, con un sentido racional y culto, lo que es la Historia Sagrada como el que estudia Historia del arte, Historia de las civilizaciones.

Una conversación con mi amigo Alejandro, también profesor,  me ayudó a sentir lo importante que era cuando de niños se estudiaba la “Historia Sagrada”, incluso sólo culturalmente. Están muy pasadas las críticas e interpretaciones de los pisacortos del espíritu, de los pirronistas de tres al cuarto, de los mediocres racionalistas que no saben, ni siquiera culturalmente, leer y entender la Biblia. Ni piensan en la distinta manera de expresarse y comunicar los conocimientos y las experiencias, por ejemplo de Oriente a Occidente. En el mejor de los casos parecen niños retorcidillos, “sabioncillos” de vía estrecha, con sus interpretaciones y razonamientos. Me decía un amigo que “de eso hay mucho en Internet”. Pues con un poco de Filosofía de la Historia, y de Historia de las culturas y civilizaciones se curarían de esa ceguera. O sencillamente, algo fácil, leer los  análisis y las críticas de Chesterton, o de C. S. Lewis. Lee el resto de esta entrada

Lo que pidió el joven rey Salomón

¿Qué sucedería si a nosotros, legisladores de hoy, se nos concediese formular una petición? ¿Qué pediríamos?

Estas dos formidables preguntas las hizo Benedicto XVI al Consejo Federal de Alemania (Bundesrat) en su viaje del mes de septiembre.  Este Consejo Federal es el órgano de representación de los dieciséis Estados Federados de Alemania, con sede en el antigua Sala de Señores de Prusia en Berlín. Es un órgano constitucional federativo y legislativo de Alemania. Tiene por función aprobar, rechazar o sancionar las leyes federales que afectan a las competencias de los estados federados. Sus miembros son nombrados por los Gobiernos de los estados federados. Lee el resto de esta entrada

Recados en los buzones

Precisamente por el tema de las felicitaciones de Navidad, del ambiente que auténticamente expresa lo que es la Navidad,  me hablaba un amigo de los buzones de correos. ¡Lo que te puedes encontrar en el buzón¡. Sí,  la caja alargada con una ranura por donde se introduce el correo, la correspondencia. Se colocan a las puertas de las viviendas y los utilizan los carteros para depositar el correo ordinario. Pero también sirven para recibir la publicidad que se reparte por el método del “buzoneo”. Lee el resto de esta entrada

Se vive distinto si se escucha

Escuchar, atender una propuesta, prestar atención,  hacer caso de un consejo.

Cualquier psicólogo o antropólogo están convencidos de esta afirmación: se vive distinto si se escucha. Pero hoy no me voy a centrar en la “escucha” en general, tan vital y necesaria en la persona, sino concretamente en una consecuencia de esta necesidad tan humana: se vive distinto si se escucha la palabra de Dios. Es nuestro Creador y Redentor y ¿cómo no va a saber lo que realmente necesitamos? Y necesitamos de nuestra actitud de escucha ante El, ante su Palabra. Lee el resto de esta entrada